Dentro de una bocina, ejemplares caninos de la Guardia Nacional (GN), ubicaron dos envoltorios con aparente crystal, que pretendían ser enviados a Torreón, Coahuila, desde una empresa de mensajería y paquetería en Culiacán, Sinaloa.

El aseguramiento se llevó a cabo cuando guardias nacionales ingresaron a una empresa privada, previa autorización, con dos binomios caninos en busca de narcóticos, armas de fuego y papel moneda.

Uno de los ejemplares, llamado “Boris”, se acercó a los paquetes que se encontraban al exterior de la empresa privada y olfateó una a una las cajas de cartón.

“Boris” se detuvo frente a un envío, ante el cual, presentó una alerta a la posible existencia de alguna sustancia ilícita. El segundo binomio canino, llamado “Tonada”, mostró la misma indicación.

Al abrir la caja de cartón, integrantes de la institución localizaron una bocina que ocultaba dos envoltorios confeccionados con cinta canela, con una sustancia blanca y cristalina con las características propias del narcótico conocido como crystal.

El personal de la GN aseguró el aparente estupefaciente para ponerlo a disposición de la Fiscalía General de Justicia en la entidad, donde se determinará con precisión el tipo de sustancia y peso exacto. La Guardia Nacional refrenda su compromiso con la ciudadanía para erradicar el traslado y distribución de todo tipo de sustancias que afecten la salud de la población mexicana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *