A un en pleno inicia del siglo XXI es evidente que el realismo magico no ha muerto, porque las tradiciones rituales y cultura se mantienen, como lo demuestra el trabajo de Luis Rafael, cuya vocación artistica se refleja desde su infancia y tres décadas de distancia se consolida poco a poco como representante del surrealismo mexicano.  

Luis Rafael es un artista visual de la Huasteca baja Veracruzana, de 32 años. Nació en 1990 en La Barranca, Álamo, Veracruz, en México. Es el tercer hijo de una familia en donde la madre se dedica a la panadería tradicional y el padre se dedicó a la agricultura. Su familia siempre lo apoyó en su proceso formativo de la escuela básica, pero al mismo tiempo incentivó y reconoció desde temprano sus habilidades para el dibujo y la pintura. La familia del artista, principalmente del lado paterno es de origen nahua, el padre y los abuelos hablaban el idioma náhuatl. De esta familia el artista presencio durante su infancia rituales de origen prehispánico como el elotlamanilistli, y un gran respeto por las plantas y animales de su entorno. Su familia por generaciones se ha dedicado a la medicina y herbolaria tradicional por generaciones, así como a la curandería o chalanería como medio alternativo de curación.  En el entorno del artista siguen vigentes algunos rituales como los velorios y la preparación de los muertos con sus respectivas ofrendas, se celebra en grande el día de muertos, cuya preparación inicia desde el sembrado de las flores hasta el recogimiento del altar lo que dura algunos meses. La música, la danza, también se hacen presentes en esta región. Todo, sin embargo, ha cambiado, y es una preocupación del artista que estos símbolos y mues tras de su origen vayan desapareciendo, así como muchas especies de plantas y animales, ya que ahora en su municipio predomina la actividad citrícola.  Algo que destaca el artista es que en las familias de esta región existe un amplio uso de valores como la empatía, el respeto y la solidaridad, considera que es uno de los elementos que más reconoce de su familia.

SU FORMACIÓN Y VOCACIÓN ARTÍSTICA

La vocación de Luis Rafael  por el dibujo y la pintura comenzó a hacerse visible desde muy corta edad, compañeros, maestros y su comunidad en general tenían como referencia “el niño que dibuja”, y en otros casos a manera de burla “el niño que todo lo ve bonito”, sin embargo fue constante y se interesó por seguir aprendiendo al menos de forma autodidacta hasta los 15 años de edad. A partir de la edad mencionada el artista, accede a fuentes como la enciclopedia de técnicas de  dibujo de Ían Simpson, y a partir de ahí su trabajo y técnica cambiaron para bien en gran medida. En preparatoria ganó el segundo lugar estatal en dibujo al carbón en la ciudad de Xalapa en un festival escolar en el 2017, y ahí pudo conocer también la técnica del óleo, no se detuvo hasta dominarla. En la universidad veracruzana, a través de los talleres libres de artes en Poza Rica Veracruz, pudo aprender de la mano de la artista plástica, Marisa Jiménez Cristóbal, técnicas compositivas, perfeccionamiento de técnicas de dibujo y pintura, así como a sistematizar su proceso creativo.  A partir de entonces ha tomado talleres de actualización y profesionalización artística a través de instituciones como el Instituto Veracruzano de la Cultura, con artista como Guillermina Ortega, Minerva Salguero, Edgardo Ganado, entre otros.

TIENE UNA VISIÒN MUY PRECISA DE OTROS ARTISTAS

Algunas personas han establecido esa comparación, sin embargo, creo que lo mío es diferente, ellas se inspiraron en lo mexicano y el mundo esotérico que observaron para crear, en cambio yo he vivido todo ello, nací con ello, prácticamente nací en la tierra, y al nacer la partera hizo una gran ofrenda para agradecer que yo haya llegado con bien a este mundo, entonces las cosas que yo pinto no solo surgen de lo que veo, sino de lo que vivo. A mí me interesa por ejemplo el carácter mágico y religioso que existe entre las personas de mi comunidad con las plantas y los animales, por ello es que establezco esa relación en mi obra mediante la fusión del cuerpo con elementos de mi naturaleza inmediata, plantas, animales, las formas del relieve y otros elementos que en general tienen un sentido o carácter sagrado.

SUS INFLUNCIAS VAN DESDE LOS ITALIANOS HASTA MAESTROS MEXICANOS

Sí, aunque debo decir que estas cambian según el propósito que tenga al crear una serie o pintura, siempre hay un trabajo de investigación o documentación previo, así como de una exploración del entorno, la convivencia con las personas, los diálogos, etc. En cuanto al color, debo decir que la pintura renacentista de Leonardo Da Vinci y Botticelli son una influencia, así como del Bosco, el Greco con sus figuras alargadas y también de Odilón Redon. Últimamente Toledo me ha interesado mucho.

TODO VIENE DE UNA ENSOÑACIÓN, UNA IMAGEN, UNA PALABRA

Generalmente las obras llegan en una especie de ensoñación, puede ser una imagen mental, una palabra o una frase, y se queda en mi mente y la traigo ahí por días, hasta que finalmente me decido a plasmarla en un boceto, Entonces investigo los elementos que voy a utilizar, los colores, las formas y empiezo a plantear alguna idea. Algunas veces las ideas surgen solas, otras veces tengo alimentarme de música, colores, olores, formas y sabores, así como textos y otras obras de arte. La técnica que he utilizado en la mayoría de mis obras ha sido el óleo, con una aplicación muy ligera que le da a mis obras un carácter etéreo.

Creo que Vargas Llosa lleva razón en ello, puesto que, en mi caso, como he mencionado hay un fuerte carácter personal en mi obra, si bien es cierto que el arte debe generar conocimiento, no deja nunca de ser personal. Como he dicho mi obra surge desde dentro, de mis experiencias buenas y malas con la vida, en mi obra también hay referencia al amor, la memoria, el pasado, las despedidas, la vida y la muerte.

SU OBRA LE TRANSMITE UNA ENERGÍA

La obra que tiene más significado para mí, es una representación de la Joven Gobernante de Amajac, que es un óleo sobre una pieza escultórica prehispánica encontrada en mi municipio. Cuando la ví por primera vez sentí una energía muy positiva y demasiado fuerte. Creo que una pieza muy bella, y su importancia para mí radica en que da fundamento a mi origen indígena también.

QUIERE SER RECONOCIDO A NIVEL MUNDIAL

Ser un artista reconocido primero en mi país, y por qué no, llegar algún día a ocupar un sitio en los museos o galerías más importantes del mundo, sin perder mi esencia como artista, para que también el mundo sepa y conozca cómo piensa y vive la gente de México, un país culturalmente rico y diverso.

ES DE SUMA IMPORTANCIA SU FAMILIA, SUS TRADICIONES

Dentro de lo que hago, hacer visible mi comunidad, sus tradiciones y filosofía de vida, es una de las cosas más importantes, porque es parte de lo que soy. Mi padre estaba muy orgulloso de su origen, de su sabiduría, pero poca gente le tomó en cuenta, incluso yo no supe aprovecharlo lo suficiente, por ello hago también en cada proyecto un homenaje a él, a mi madre, a mi familia y a mi tierra.

MÁS QUE PERTECER A UNA CORRIENTE PREFIERE SER UN LIBRESOÑADOR

Hay mucho trabajo actualmente en el arte mexicano, he formado parte de diversos círculos de artistas, pero siento que no encajo, hay cosas que no comprendo, sobre todo las nuevas expresiones. Considero que soy de alguna forma, más tradicionalista, el surrealismo es una corriente, al igual que el simbolismo, que me atraen demasiado. Aunque siempre escucho que las vanguardias ya terminaron, creo que no es así, y que uno como artista es libre de soñar, de crear y de tomar lo que mejor le ayude en su labor creativa.

AÚN EXPLORA TERRENOS EN SU CREATIVIDAD

Por el momento lo más importante es que me conozcan en el país no solo en mi estado. Participar en exposiciones individuales y colectivas en museos importantes en los distintos estados, y de ahí da un salto tal vez y poder llevar mi obra a otro país incluso, y poder vender mi obra, no solo exponerla, es decir; tener un mercado ya definido.

Mi obra seguirá explorando elementos desconocidos de mi entorno, la magia, el esoterismo, y la naturaleza seguirán presentes. La nueva serie estará enfocada en la mítica figura del nahual en la Huasteca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.