Desde el inicio de la pandemia, la Secretaría de Salud a través del Departamento de Medicinas Alternativas y Complementarias, convocó a todas las instituciones y colegios de homeopatía del país para apoyar a los enfermos por COVID-19; nos avocamos a estudiar toda su patología y los síntomas,  concretamos un medicamento homeopático, estableciendo un tratamiento individualizado diferente al médico convencional que ha dado resultados positivos, señaló la doctora  Andrea Flores, miembro de la Comisión de Investigación en Homeopatía y del Comité Editorial de la Liga Médica Homeopática Internacional.

Ante la polémica a partir del anuncio del director general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Pedro Zenteno Santaella, que trataría su infección por COVID con homeopatía, la también profesora de la Facultad de Medicina de la UNAM, defendió la postura del funcionario porque como homeópatas sabemos de la efectividad de este tipo de medicina, está avalada por muchas investigaciones.

“Una cosa es que sea el director del ISSSTE  y no tiene nada que ver con la elección libre y autónoma de tratar su salud como lo hacemos todos. Además de ser médico alópata, el doctor Zenteno estudió en la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía del Instituto Politécnico Nacional (IPN)”.

En tanto que el director de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMyH) del IPN, doctor Rodolfo Luna Reséndiz, especificó que el titular del ISSSTE está usando su criterio clínico como alópata y homeópata para elegir el mejor tratamiento para él. 

Señaló que la homeopatía se puede utilizar en todo tipo de problemas de salud, incluso combinarla con algún fármaco alopático u otro tipo de tratamiento, “por ejemplo en la escuela nosotros damos homeopatía, acupuntura y alopatía, es decir, producimos médicos que llamamos integrales, son capaces de aplicar los tres métodos en un paciente. La idea es entrar en un rápido control de la enfermedad”.

Asimismo, la doctora Andrea Flores acotó que hasta el momento no hay tratamiento específico para el COVID, los síntomas como fiebre, rinorrea o inflamación de garganta se atajan con paracetamol, en la homeopatía se da un tratamiento y medicamento específico para las personas, no es el mismo para todos porque la sintomatología es diferente.

Tras destacar que hay muchos estudios que avalan la efectividad de la homeopatía, rechazó que esta sólo sea “chochitos de azúcar con alcohol” como dice el doctor Alejandro Macías quien es un pediatra y especialista en enfermedades infecciosas pero nunca ha tratado este tipo de medicina. “Como todo ser humano rechaza lo que no conoce”.

También, subrayó que no es posible vincular el campo de la anestesiología con la homeopatía, como muchos quieren asociarlo; son cosas diferentes.

Al respecto, Rodolfo Luna invitó al doctor Macías a que, “como colega, debería de tener la discreción de que si tiene un problema personal con la homeopatía, sabe bien donde está la ENMyH para pedir la información necesaria. Su declaración me parece agresiva, desinformada e irrespetuosa”.

Hizo una acotación sobre lo que hoy llamamos naturismo que es la base de todas las demás terapéuticas incluida la alopatía, la cual saca el extracto de la planta, mientras que la homeopatía diluye el principio activo de ésta, es decir, utiliza la menor cantidad de medicamento posible. Son diferentes conceptos farmacológicos.

Andrea Flores puntualizó que ella como otros doctores homeópatas son médicos con carrera en medicina, sabemos tratar a los pacientes de manera tradicional, pero muchos nos hemos formado en diversas instituciones con aval oficial que abordan la homeopatía. El doctor Zenteno estudió en el IPN, en mi caso –acotó- lo hice en la facultad de Medicina de la UNAM, donde soy profesora.

Explicó que a partir de la Convocatoria de la Secretaría de Salud para atender a los pacientes COVID, se creó un organismo de homeopatía donde participaron la ENMyH del IPN, la Escuela Libre de Homeopatía de México, la Escuela de Postgrado de Homeopatía de México, colegios de médicos homeópatas de los estados de Hidalgo, Sinaloa, Oaxaca, Puebla y Aguascalientes, entre otros. Se integró un Centro de Orientación Telefónica  que operó desde el Hospital Nacional Homeopático.

Afirmó que “como homeópatas ayudan a muchos pacientes porque nuestro objetivo no es actuar mal, somos médicos, tenemos nuestra ética y nuestro conocimiento”.

De igual manera, el titular del ENMyH señaló que en México la gente conoce los beneficios de la homeopatía, sin embargo los médicos la critican. “Como práctica y como efecto clínico, no tengo ninguna duda de ella. Hace falta trabajo científico para avanzar en su legitimidad”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.