Con motivo de la celebración del Día del niño, la Comunidad de Conocimiento Alumbramx y Early Institute, hacen un llamado a padres, tutores y cuidadores a que actúen de manera informada y responsable con la compra de dispositivos móviles, tabletas o computadoras portátiles, para evitar que niñas, niños y adolescentes sean víctimas de violencia y delitos sexuales en línea, que dañen su integridad física o emocional.

Según cifras de la Unicef, un 80 por ciento de los delitos cometidos en línea son contra menores de 18 años y uno de cada tres usuarios de internet en el mundo son niños y adolescentes, precisó Alumbramx y Early Institute, el único think tank en México especializado en primera infancia.

Sin negar su utilidad como herramientas de aprendizaje, desarrollo  y entretenimiento, los dispositivos móviles son también un factor de riesgo, en caso de no ser utilizados con el acompañamiento adecuado, ya que existen muchas condiciones de vulnerabilidad para niños, niñas y adolescentes.

En víspera del 30 de abril, Día del niño, se considera necesario tener en cuenta que la creciente demanda de los llamados “gadgets” de última generación, son también mecanismos para la comisión de delitos contra menores de edad.

Datos y estudios de www.alumbramx.org, un proyecto colaborativo de Early Institute, ningún menor de edad está a salvo de ser víctima de alguna práctica delictiva contra su integridad o identidad de manera virtual.

De acuerdo con la UNICEF, en la actualidad a nivel global se registra un incremento de delitos sexuales cometidos en línea en contra de menores de 18 años, que incluyen la autogeneración de contenidos inadecuados e ilegales, hasta la realización de materiales sexuales obtenidos de manera no consentida.

Conectados bajo el amparo de una falsa identidad en redes sociales o aplicaciones digitales, personas sin escrúpulos cometen una serie de prácticas invasivas a la intimidad e identidad de menores de edad que van desde el ciberacoso, el grooming, el sexting y el ciberbullying hasta la trata y explotación infantil, entre otros.

Ante esta problemática, en pleno apogeo del uso de dispositivos móviles, los padres de familia deben considerar a la tecnología como aliada y no un factor de riesgo para niños y jóvenes, pero con el debido acompañamiento hacia niñas y niños.

En ese sentido, la comunidad de www.alumbramx.org exhorta a padres y tutores a actuar con decisión y fortalecer los mecanismos  para proteger de amenazas a niños, niñas y adolescentes

La corresponsabilidad comienza con la propia actuación de padres y cuidadores ante el uso de redes, aplicaciones, juegos y otros  mecanismos de interacción digital, por lo que deben evitar compartir información propia y de su familia, pues la evidencia muestra que muchos de los perfiles activos en las plataformas, son falsos y de alto riesgo.

La recomendación que formula Alumbramx – Early Institute es contundente, por la seguridad de niñas, niños y adolescentes y la de los propios padres y cuidadores: no compartir fotografías de menores, ni personales, tampoco información personal de cualquier índole.  

Por ello hicieron las siguientes recomendaciones a quienes regalan y/o utilizan dispositivos electrónicos con acceso a internet.

  • Cuida tu privacidad, analiza qué información guardas en los dispositivos y garantiza que esté protegida con contraseñas sólidas de acceso a tus aparatos digitales.
  • Asegúrate de mantener apagada la red Bluetooth.
  • Evita conectarte a redes públicas, de ser así no la guardes como confiable.
  • Bajo ninguna circunstancia compartas imágenes o fotografías privadas. Especialmente no compartas fotos de tus hijos o de niñas, niños y adolescentes que puedan ser utilizadas con fines ilegales.
  • Acompaña a tus hijos con el uso de medios digitales.
  • Con­figura tus redes sociales de manera en que sólo las personas que te conocen puedan acceder a ella.
  • Mantén actualizado tu celular y aparatos digitales, de esa manera evitas que un hacker pueda fi­ltrarse en tu información.
  • Antes de compartir cualquier información piensa:

– ¿Qué quieres compartir?

– ¿Por qué lo quieres compartir?

– ¿Dónde quieres compartirlo?

– ¿Con quién lo quieres compartir?

– ¿Cuántas personas quieres que lo vean?

Y después decide si lo compartes o no.

Asimismo, evita utilizar la misma contraseña para todas tus redes sociales o correo electrónico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *