La Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados aprobó la iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones a la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública en materia de protección a las mujeres y perspectiva de género, presentada por las diputadas Juanita Guerra Mena y María Wendy Briceño Zuloaga, del Grupo Parlamentario de MORENA.

Una de las diputadas promoventes, Juanita Guerra, detalló que su propuesta se basó en la urgencia de implementar acciones de perspectiva de género, debido a que en la actualidad las mujeres son más vulnerables en este tema.

“La iniciativa surge como una medida necesaria para atacar de fondo el problema de violencia hacia las mujeres. Se requiere, sin dudad alguna, de cuerpos de seguridad pública con perspectiva de género, protectores de la integridad, de la dignidad y de los derechos humanos.

Aunque la falta de seguridad ciudadana es un problema que afecta a toda la población, podemos afirmar que las mujeres viven la violencia, el despojo, la trata y otros problemas de seguridad de una manera distinta a los hombres -diferencia resultante principalmente de la construcción social de los roles de género y de la relegación tradicional de las mujeres al ámbito privado-”, señaló.

La legisladora destacó la importancia de integrar a más mujeres en las dependencias de seguridad, ya que es notable que predominan los hombres en todos los sectores del ramo.

“Las instituciones de seguridad ciudadana se han caracterizado por la escasa presencia generalizada de mujeres, especialmente en los cargos de responsabilidad superiores. En especial, las instituciones de seguridad son instituciones con cultura masculinizada muy arraigada, donde se producen resistencias a reconocer a las mujeres como protagonistas en los procesos de cuidado del tejido social y de ejecución del uso legitimado de la fuerza”, señaló.

En este sentido, Guerra Mena detalló que su iniciativa busca que las políticas públicas de seguridad ciudadana con perspectiva de género tengan como objetivo consolidar el derecho de las mujeres a vivir en sociedades y comunidades incluyentes.

“Se debe reconocer que la seguridad pública es una asignatura en constante renovación, su transformación institucional es fundamental para consolidar y fortalecer su quehacer, de tal suerte que, uno de los aspectos donde debe establecerse como condición indisoluble, es la paridad total, como uno de los principios que debe de imperar en el interior de los cuerpos policiacos; la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres como una medida para impulsar la participación e incorporación de las mujeres a los cuerpos de seguridad, toda vez que su presencia en la seguridad pública es fundamental para fortalecer el quehacer de la institución”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *