TEXTO Y FOTOS: CONCEPCIÓN OCÁDIZ

“Los reptiles juegan un papel importante en el medio ambiente, como lo es el control de plagas, lo que permite un equilibrio ecológico”, dijo Daniel García de la Asociación Civil «Protección, Educación y Conservación de Fauna Silvestre» (PECFAS).

Comentó en entrevista que se han dedicado a demostrar la importancia de los animales dentro del ecosistema y de la vida faunística en México: “Principalmente nos hemos enfocado al grupo de reptiles debido al temor que se les tiene a ellos, por las historias y mitos transgeneracionales, por lo cual fomentamos actividades como lo es el ecoturismo en Áreas Naturales Protegidas (ANP) y además cursos de capacitación para el manejo”.

Continuó: “Uno de los más solicitados es el de Técnicas de Manejo en Reptiles Venenosos de México, donde se demuestra que, a pesar de ser animales con un riesgo alto, son importantes dentro del medio. Están catalogados en amenaza continua de peligro de extinción, y, a veces por las zonas en donde se encuentran no hay un estudio realmente puntual, lo que hace aún más difícil conocer las estadísticas de la especie”.

Añadió que, si el humano le tiene respeto a esta fauna, nunca buscarán herir o atacar: “Nos gusta recalcar que jamás se debe manejar ningún animal sin previo conocimiento y sin una razón realmente justificable y si es posible mejor dejar en paz al ejemplar y no perturbar su estado”.

Gracias al conocimiento adquirido, puntualizó, podemos contar con ramas de la ciencia como la Biología, la Ecología, la Medicina Veterinaria entre otras para llevar a cabo planes que permitan rescatar a las especies y así dar a conocer su importancia y eliminar ese miedo.

LOS MITOS

El tema, reconoció, es complejo, incluso se ha caído en mitos por generaciones. Hay quienes por años han enseñado incluso dentro del seno familiar a “satanizar” a las serpientes en general, no sólo a las que tienen veneno y esto ha causado que a lo largo de la historia se maten o se usen en rituales de brujería, lo cual es completamente irracional, agregó el entrevistado.

Video https://youtu.be/qYv_MrfUmek

Las estrategias que se han tomado para quitar y desmentir estos mitos por parte de PECFAS, es dando conferencias, exhibiciones y mostrando a la población la importancia que tienen estos animales dentro del ecosistema, lo cual se torna en muchas ocasiones, muy difícil. Sin embargo, confían que en un futuro no muy lejano se les respetará y se les valorará su existencia en este mundo.

HIDALGO CON 15 ESPECIES VENENOSAS

Dio a conocer que Hidalgo es uno de los estados con gran presencia de especies de reptiles venenosos; son 15 aproximadamente, de los cuales, el más representativo es el Crotalus, conocido como víbora de cascabel, especie distribuida en diferentes zonas como: Huasteca, Valle de Tulancingo, Sierra Alta, Baja y Gorda, entre otras.

Aseveró que la especie Bothrops asper o llamada Nauyaca real cuatro narices es de las más venenosas del estado y probablemente a nivel país; se ubica en Huasteca, que es donde se han tenido más avistamientos de la especie.

LUCHA PARA EVITAR EL COMERCIO ILEGAL

“Tenemos esfuerzos conjuntos entre empresas y organizaciones del gobierno con el fin de explicar a la población la importancia de preservar estas especies. Preocupa la venta ilegal, tema que por años se ha intentado detener, pero la fuerte organización y el peligro que conlleva el acercarse a esto es un factor que limita las acciones de solución”

“Además, la población aún no entiende que comprar especies de manera ilegal incita a que las organizaciones criminales no paren y por lo mismo muchas especies se afectan a tal grado de llegar a su extinción”.

Para mayor información dijo que estudiantes de Veterinaria, Biología y otras carreras afines, pueden inscribirse al correo venomhgogsd@gmail.com para formar parte de los talleres que brindan.

«A lo largo de la historia se maten o se usen en rituales de brujería, lo cual es completamente irracional», comentó Daniel García de PECFAS.

Daniel Garcia es Pasante de MVZ

Integrante de PECFAS

Ecos Hidalgo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *