CONCEPCIÓN OCÁDIZ | ecoshidalgo.com

Es así como los distintos gremios como trabajadores de la alcaldía, campesinos, transportistas, estudiantes, comerciantes, artesanos, obreros, pulqueros y exferrocarrileros entre otros vecinos de localidades, no olvidan celebrar al Santo Patrono de este municipio.

En otros años la fiesta congregaba a miles de personas que acudían a conocer o bien agradecer los milagros. Es justamente en Pentecostés cuando se honra al Señor de Singuilucan, es decir, siete semanas después del Domingo de Pascua. En esta ocasión el día de la celebración será el 23 de Mayo.

Según la historia plasmada en las pinturas de este recinto de estilo barroco y erigido en el siglo XVIII, se representa en procesión a una fraternidad religiosa local. A la obra se le titula: “El milagro del Señor de Singuilucan” que marca dos fechas claves.

La primera de ellas, cita que el Jueves Santo de 1651 la población salió en procesión y vieron cómo el Cristo sudaba.

FOTOS: ecoshidalgo.com

Se narra que “lo limpiaban y nuevamente salía sudor de él”, lo que consideraron como un milagro pues además se lee: “estaba renovado”.

La otra fecha es el 17 de julio de 1711 en “Tzinguilocan”, la gente, dice el lienzo, “vieron que la cruz estaba muy deteriorada y quisieron cambiarla, así como el Cristo, surgió una vara sagrada de la cabeza a los pies” aunado a que las manos le habían crecido.

En la iglesia está el retablo de madera tallada y dorada que data de 1776-1777.

En el altar mayor que en su mesa tiene un frontal de espejo, ostenta un gran nicho vidriado donde se aloja un crucifijo de tamaño natural que representa la imagen del Señor de Singuilucan.

Para no olvidar la conmemoración, las personas podrán acudir a las misas, sin llegar en peregrinación, portando cubreboca y siguiendo las recomendaciones sanitarias que se han implementado durante esta contingencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *