Sin importar la sana distancia y que estamos aún en riesgo de contagio por el Covid-19 la afición del equipo de futbol Cruz Azul se dirigió al Ángel de la Independencia y al Monumento a la Revolución.

Tan pronto pitaron el final del partido Cruz Azul Vs Santos, donde la Máquina Celeste se coronó campeón luego de 23 años.

Con el grito de “Azul, azul” aquellos seguidores de este equipo llegaron en carros, en bicicletas, en moto o a pie y a los pies del Ángel de la Independencia ondearon banderas mexicanas y del Cruz Azul mientras coreaban porras a su equipo.

Muchos de ellos jóvenes, que quizá era unos bebés o no habían nacido cuando Cruz Azul ganó su anterior campeonato, corrieron alrededor del monumento a la Independencia silbando y gritando “azul”.

Atrás quedó el miedo a contagiarse del peligroso mortal virus del Covid-19, ahora muchos ni siquiera se acordaron del cubrebocas, otros si lo llevaron pero mal colocado, todos con las ganas de celebrar esta victoria, pero sobre todo de salir a divertirse, mientras la ciudad se prepara para el semáforo verde.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *