Hoy se cumple el segundo día en que empresas distribuidoras de gas impiden salir a sus repartidores, mientras buscan un acuerdo con el gobierno federal para el costo; argumentan que bajar el precio implicaría perdidas para ellos en la distribución e insumos, en tanto miles de familias deambulan en busca de un taque o una recarga.

Las escenas de gente con su tanques de gas LP, en diablos, carretillas, o vehículos motores pudieron verse en zonas de los estados del centro.

Son al menos cinco entidades, entre ellas la Ciudad de México y su vecino el Estado de México, donde no hay distribución del combustible, incluso grupos de personas armadas de palos y tubos cuidan los alrededores para que nadie se acerque.

Al respecto algunas empresas dijeron que fueron los repartidores quiens hicieron los bloqueos por la reducciòn del margen de utilidad; al mismo tiempo los repartidores aseguran que ellos si quieren salir a trabajar.

Sobre este tema el primer mandatario sotuvo que se prepara para enfrentar una nueva lucha tras limitar el precio del gas LP tanto en pipas como en cilindros.

En conferencia indicó que se preparan tres medidas ante el desbasto:

Primero: “que se garantice el abasto de gas, eso lo va a resolver la Secretaría de Energía y PEMEX”.

Segundo: “que se haga un análisis de los posibles delitos que se cometen cuando se niega un insumo básico a la población como es el gas, qué procede, si se tienen que presentar denuncias penales contra distribuidores, contra los comisionistas, quienes están impidiendo que se cumpla con el derecho que tiene la gente a la alimentación y a satisfacer sus necesidades, eso es lo legal”

Tercero: “Si los distribuidores o comisionistas argumentan, o quieren usar de pretexto, que no pueden salir porque los van a afectar o vandalizar sus pipas o camiones, se les va a ofrecer apoyo para que tengan el resguardo de la Guardia Naciona.”

Pero mientras tanto amas de casa sufren por la falta del combustible y de haber más días con desabasto negocios que usan el gas, como tortillerías, panaderías y cocinas recibirán otra puñalada tanto o peor que el más de un año de confinamiento que hizo quebrar a muchas y otras las tiene al borde del colapso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *