Este día se dio a conocer que el párroco de una iglesia en Zacaptec, Morelos fue asesinado, su cuerpo fue hallado en una habitación contigua al templo, hasta donde llegó el fiscal del estado para verificar que se iniciara la carpeta de investigación correspondiente.

Sobre el caso la fiscalía indicó que: A las 10:31 horas de este martes 31 de agosto, a través del Centro de Coordinación, Comando, Control, Comunicación y Cómputo (C-5), se recibió el reporte de un masculino sin vida al interior de un inmueble en el municipio de Zacatepec, lugar al que arribaron elementos de la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES), quienes confirmaron el deceso del masculino y solicitaron la intervención de la Fiscalía de Morelos, en tanto se realizó el aseguramiento perimetral de la zona.

Personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y de la Coordinación General de Servicios Periciales, acudieron a la Iglesia San Nicolás de Bari, ubicada en calle Benito Juárez, colonia Centro del poblado de San Nicolás Galeana, municipio de Zacatepec.

Al interior de la casa parroquial se localizó el cuerpo sin vida de quien fue identificado como José Guadalupe Popoca Soto, quien era párroco de la localidad, en el inmueble peritos fijaron diversos indicios para su estudio e investigación.

El cuerpo del párroco fue trasladado al servicio médico forense de la zona sur en donde se realizaron los estudios correspondientes y la necropsia de ley, estableciéndose el deceso por lesión penetrante a causa de disparo de arma de fuego, a la altura de la extremidad cefálica.

De acuerdo a los estudios periciales, se establece que el homicidio del párroco pudiera haberse registrado durante la noche de este lunes y el o los responsables habrían huido del lugar.

La Fiscalía Regional Sur inició la carpeta de investigación correspondiente por el delito de homicidio calificado, en tanto, elementos de la Agencia de Investigación Criminal realizan las indagatorias y seguimiento para la identificación, localización y aprehensión de quien o quienes estén relacionados con los hechos en donde fuera privado de la vida el integrante del clero.

El Centro católico Multimedial reaccionó así.

Obispo confía en autoridades para realizar la investigación que lleve a las causas del crimen

Suman cuatro sacerdotes asesinados en el sexenio 2018-2024

Guillermo Gazanini Espinoza / Omar Sotelo Aguilar. CCM. A través de un video difundido en redes sociales, el obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, lamentó la muerte de José Guadalupe Popoca Soto, párroco de San Nicolás de Bari en Galeana, Zacatepec, Morelos.

Sin dar más detalles o apuntar a las causas del asesinato, Castro Castro indicó tener confianza en las autoridades para deslindar las responsabilidades del caso. En el video, el acongojado rostro del obispo comunicó “con profunda tristeza”, el homicidio del clérigo expresando que ahora las autoridades tienen la responsabilidad del caso: “Confiamos plenamente en que nos ayudarán a conocer qué es lo que ha sucedido”.

Esta misma tarde de miércoles 31 de agosto, la Fiscalía habría descartado que el asesinato haya sido un ataque a la Iglesia católica.

Popoca Soto tenía 43 y fue ordenado en agosto de 2007. Conocido como Padre Cheché, realizaba variados apostolados en la diócesis de Cuernavaca entre los jóvenes y niños como asesor diocesano de Pandillas de Amistad y gozaba del cariño y del reconocimiento de sus feligreses. De acuerdo con un comunicado de la diócesis de Cuernavaca, Cheché sirvió como vicario en diversas comunidades y como párroco en María Auxiliadora Chipitlán, Cuernavaca (2015-2017) y en San Nicolás de Bari desde 2017.

Con el homicidio de Popoca son cuatro sacerdotes muertos por causas violentas en México durante el sexenio 2018-2024.

El 23 de agosto de 2019, el padre José Martín Guzmán Vega fue apuñalado a las afueras de su parroquia en la comunidad de Cristo Rey de la Paz, ejido Santa Adelaida, de la diócesis de Matamoros. Una semana antes, el ministro había hecho duras declaraciones contra el gobernador del Estado por la inseguridad a través de un video en redes sociales en el que criticó: “Yo le pregunto al gobierno del estado si pueden disparar encima de la gente sus policías, si es eso cuidémonos todos en Matamoros, y yo sé que a lo mejor se enojan porque estoy diciendo esto, porque soy un sacerdote, pero no se vale Cabeza de Vaca, ponte hacer las cosas bien y sino que el pueblo te lo demande”. 

De acuerdo con el Centro Católico Multimedial (CCM), Guzmán Vega “fue herido en varias ocasiones con arma blanca; vecinos escucharon gritos de auxilio al interior de la parroquia, al acercarse vieron al padre José Martín herido de gravedad por lo que fue trasladado de emergencia al Hospital General de la localidad para ser atendido. Minutos después se declaró su fallecimiento”.

El 28 de marzo de 2021, la Fiscalía del Estado de Guanajuato reportó el hallazgo del cuerpo sin vida, en la localidad de Cerrito de Guadalupe y San Antón de las Minas, zona del municipio del Dolores Hidalgo, del padre Gumersindo Cortés González del clero de la diócesis de Celaya.

Los restos mortales presentaron indicios de violencia, varios impactos de arma de fuego y tortura lo que presume, de manera extraoficial, una ejecución. El sacerdote estaba desaparecido desde la mañana del sábado 27 de marzo y la Fiscalía del Estado de Guanajuato ha iniciado las investigaciones para deslindar responsabilidades y las causas de la muerte del clérigo.

Cortés González, de 64 años, fue ordenado en 1983 para el clero de la diócesis de Celaya. Desempeñó su ministerio como director de la casa de ejercicios del santuario de Atotonilco de San Miguel de Allende y párroco de La Asunción en Celaya.

El 12 de junio de 2021, Fray Juan Antonio Orozco Alvarado, OFM, cayó víctima de un fuego cruzado. De acuerdo con los datos proporcionados por responsables de la provincia franciscana a la que pertenecía, el religioso y párroco, junto con otros laicos que le acompañaban, quedaron atrapados en un enfrentamiento entre cárteles rivales. Se dirigía a la celebración de la misa en la comunidad tepehuana de Pajaritos y en Mezquital, Durango. Los hechos se dieron en la carretera en los límites de los Estados de Durango y Zacatecas.Reproductor de vídeo00:0001:06

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *