Grave situación se vive en la zona sur de Tamaulipas, luego que en días recientes las autoridades del Estado llevaron a cabo un operativo conjunto para detener unidades de transporte de las plataformas Uber y Didi. La medida llevaba estrictamente fines recaudatorios bajo el argumento del adeudo del pago de impuestos a las oficinas fiscales. Esto a pesar de que ambas compañías cumplieron con los pagos y permisos correspondientes para operar; sin embargo derivado de esto ocurrió un “levantòn” de conductores, aparentemente a manos del crimen organizado.

Dicho operativo provocó graves problemas ante la parálisis de esos sistemas de transporte afectando a la ciudadanía. Posterior a ello, los operadores realizaron diversos plantones y bloqueos en Tampico y Altamira, así como en la capital del estado (Cd. Victoria) para exigir al gobierno la liberación de sus unidades.

Fue el martes 31 de agosto  por la noche, que un grupo armado, apartenemente en contubernio con el Gobierno Estatal, encabezado por Cabeza de Vaca, golpeó y secuestró a varios de los operadores en las protestas, denunciaron operadores.

La finalidad: obligarlos también a pagar cuotas al narcotráfico igual como lo hacen los taxis y coches de ruta, y a desistir de sus protestas, denunciaron, aunque de manera anónima.

Aseguran que: “En Tamaulipas desde hace muchos años, se vive el grave problema de la colisión de las autoridades del Gobierno con el crimen organizado. El cobro de cuotas, las extorsiones, los secuestros, las ejecuciones, y el cobro de piso, las desapariciones de los tamaulipecos y de migrantes que cruzan el estado”, lo que se ha convertido en pan de cada día, con lo que mantienen sometida a la ciudadanía, dicen.

En tanto los medios locales guardan absoluto silencio por miedo a las represalias de grupos armados y poderes ocultos.

Los choferes, pese al temor dijeron: “El gobierno federal actual y los anteriores, están perfectamente enterados de esta situación y no hacen nada tampoco por apoyar a la ciudadanía. Es urgente que todo México se entere de la forma en como las cosas funcionan en este pisoteado estado de Tamaulipas, donde se vive con miedo y zozobra”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *